Blogia

Piedra de ara

Se trata de una piedra de protección que debe consagrarse a Aradia y dejarla durante una luna en el altar. Sirve también para problemas de dinero.

Igual que en el caso de todos los talismanes, a la piedra de ara no la debe de tocar nadie si no es su propio dueño, y en cuanto verla no conviene mostrarla porque es habitual que parezca que tenemos los ojos en los dedos, y a quienes se la enseñemos querrán tocarla, y no es bueno, pero por una razón nada más: intercambio de vibraciones que no son las de usted y su piedra, así que, ¿para qué sacarla a la vista del público?. Tampoco debe la piedra estar en contacto con otros metales que no sean los propios anillos el dueño; el metal roba energía a la piedra ara. 


Como parte del ritual de potenciar la piedra de ara, existe una costumbre ya establecida a lo largo de los tiempos y consiste en que una vez que la situación económica comienza a regularizarse en nuestra vida, nos comprometemos a regalar entre 3 y 5 piedras ara a otras personas que estén igualmente necesitadas de dinero e igualmente se comprometan a trabajar la cadena de regalos de este talismán.

 



1 comentario

juan - 06 de noviembre de 2013 - 17:10

y si alguien toco mi piedra y la vio q puedo hacer en cuanto a ello